domingo, 25 de enero de 2009

Agua


Isleta del moro.Almería.






Ahora, es agua, lamiendo las piedras, el verde casi sepultado, transparente, adornada con blanco de espuma, golpeando la roca impasible, aspirando la luz al atardecer, o el frío reflejo de la mañana, buscando la orilla o retrocediendo, arrastrando piedras, hundiéndose en la arena mojada, o sorprendiendo a los niños que escarban en la orilla.

2 comentarios:

Mega dijo...

Qué reflexión líquida más veraz.

Beso gordote

bambu222 dijo...

querida Mega,en el parque, el agua y todo, parece distinto,a veces, tienes las sensación de estar en otro mundo.Beso.