viernes, 11 de junio de 2010

El escondite perfecto

Foto:
Quica Valls
Tanta es la perfección de ese ser negro, redondeado en sus partes divididas que no parece de este planeta; paciente y diligente se arrastra por el suelo ejecutando su labor con precisión; dicen que puede soportar un peso muy superior al suyo. Sólo hemos visto el comienzo del escondite, un agujero negro de perfecta redondez y tamaño adecuado para guardar su pesada carga. Adivinaremos las galerías y laberintos que bajo tierra deben esconder muchos secretos; dicen que ahí reina una perfecta organización. Esas hormigas que veíamos de niños en la puerta de nuestra casa junto a la losa roja del tranco, hoy seguro se extrañaban de nuestra presencia en el hermoso paisaje de la montaña sorpresa; aquí estamos, ellas y nosotros, solos, casi perdidos

2 comentarios:

Juanjo dijo...

El escondite perfecto suele ser el que esta a plena vista.
En cuanto a las hormigas siempre me han parecido fascinantes....aunque tambien tengo algo de cigarra
Besos

bambu222 dijo...

Hola Juanjo,estas hormigas me impresionaron sobre todo por su tamaño,hacia tiempo que no veía ejemplares tan grandes,esto y el paisaje de la montaña conviertieron una simple excursión en algo especial.Besos.