viernes, 13 de marzo de 2009

otro carrito (no el de Banksy)

Hombre primitivo

corriendo tras un carrito

al supermercado.

El grafitero Banksy

"coló" durante varias semanas

esta piedra en la Tate Modern

de Londres.



En cuclillas, posición fetal, bajito, sucio unas veces, otras limpio, después de pasar por el "hogar"; se agarra a su vaso de plástico donde algunos transeúntes dejan sus monedas; callado, nunca dice nada ; la mirada, perdida. Algunos días, se aventura a ponerse de pie en medio de la carretera tocando el cristal de los coches parados en el semáforo para conseguir una moneda. Su fiel perro canela, sin collar, siempre contento, hace meses que no le acompaña. Ahora, solo una lata de cerveza, siempre a su lado y su carrito de supermercado aparcado a unos pocos metros, lleno de no se sabe qué, tapado con trapajos. El hombre silencioso ve pasar los días en la esquina de mi calle.

2 comentarios:

Mega dijo...

Eres muy buena retratista, Bambú. Es probable que tuviera que reemplazar ese perro desaparecido por la lata de cerveza.
Beso

bambu222 dijo...

Hola Mega, yo creo que en el barrio todo el mundo le conoce aunque no se relaciona con nadie, pero ahí está recordándonos que algo falla.Abrazo.