sábado, 29 de mayo de 2010

Su último concierto

Abrazo

Mariona Brines
2001
acrílico sobre tela

Aún le envolvía un halo de vida, miraba al suelo, las manos temblorosas, la voz quebrada, el cuello doblado como si le costara sostener la cabeza, guitarras y baterías acompañando a la potente voz del otro cantante.
Algo le removió por dentro, el sonido de sus rotas cuerdas vocales salió, como si nada. Silencio. Solo un eco del pasado. El espectador tocaba el sufrimiento.
De pronto, el milagro de sus compañeros acompañando al futuro cadáver, arropándolo con sus voces, sus instrumentos, su apretado abrazo musical.

3 comentarios:

Gemma dijo...

Desde luego la imagen casa a la perfección con tu texto, tan certero por lo demás.

Es muy bueno. ;-)
Felicidades, y un beso gordote

Juanjo dijo...

A eso se le llama morir al pie del cañon
besos

bambu222 dijo...

Gracias Gemma,una noche viendo un concierto en la tele noté esas sensaciones así que las escribí aunque es dificil trnsmitir ciertos sentimientos.Abrazote.

Juanjo, al pie del cañón quedaron muchos persiguiendo un sueño o quizá la nada,por desgracia.Besos.