domingo, 24 de octubre de 2010

Inestabilidad

Corriente de fuerza
1972
Albert Rafols
Casamada
Técnica mixta
sobre lienzo
Notó que sus dedos empezaron a convertirse en conductores de impulsos eléctricos, los de las manos, los de los pies.Un cierto desequilibrio al andar le hacía olvidarse del exceso de peso, se diría que casi flotaba cuando paseaba en los escasos días sin viento; recordaba las descripciones de cómo caminar sobre un lago helado para que el hielo no se rompiera. Baja los hombros, relaja, apoya el talón luego los dedos, primero un pie, luego el otro, relaja.Caderas y piernas conformaban un todo que parecía vivir independiente de la parte superior de su cuerpo mucho más tensa y bulliciosa. Asustada por lo que pudiera ser algo más que un fenómeno sobrenatural, lo atribuyó a la presencia, hacía varios días, de nubes de algodón que en ocasiones se teñía de un oscuro gris pesado.
Ahora sabía que vendrían las lluvias

2 comentarios:

Juanjo dijo...

Cada dia escribes mejor.Tus escritos me permiten evocar cosas y dejar suelta mi mente.Me gustan
Besos

bambu222 dijo...

Muchísimas gracias,exageras...pero te agradezco tu comentario,esto siempre anima aunque ando un poco vagonetas.Besos.