domingo, 30 de octubre de 2011

El hombre que mira

El mendigo


Saülo Mercader



óleo sobre papel hecho a mano


1989






Sentado en el suelo, junto a la tienda de alimentos selectos, contemplo el pasar de los días, de la belleza, de la fealdad a veces, de la miseria o de la opulencia, el ir y venir de los tranvías, el bamboleo del borracho, a los niños, a las colegialas de uniforme y calcetines altos, la velocidad del taxi viejo, los ojos tristes del perro abandonado; oigo el maullido de un gato mientras una mujer de negro arrastra los pies. Todos me miran, descarados o de reojo, unos avergonzados , otros con compasión, algunos con asco; la mayoría, cierra los ojos para no verme y yo, los miro a todos de frente para que no olviden que aquí en Lisboa vive el hombre elefante y que espero una moneda.

4 comentarios:

Juanjo dijo...

Impactante tu relato para un impactante cuadro
Besos

laindefensiónaprendida dijo...

Sí, impactante y bello.

bambu222 dijo...

Juanjo,yo miré de reojo al personaje,era impactante como la realidad.Abrazo.

bambu222 dijo...

Laindefensiónaprendida,puede ser que las palabras nos ayuden a veces,a cambiar un poco la fealdad de lo real.Besos.