sábado, 12 de noviembre de 2011

La reina

Palacio da Pena



Sintra



Portugal
Se mueve sigilosa entre el olor a naftalina, sofás ajados, maderas humedecidas. Una pátina blanquecina cubre muebles y cristales en todas las estancias. Dos Budas femeninas se sientan obscenas en el salón árabe atiborrado de objetos inútiles. Su dormitorio muy adornado de jarroncitos, flores secas, sillones minúsculos y una cama como de niña donde nunca cabrían dos cuerpos parece abandonado. Se asoma por una diminuta ventana al bosque poblado de inmensos árboles, estanques y huecos en su sombra por donde se cuela la luz de vez en cuando. Ella mira melancólica queriendo bajar la larga escalera de caracol repleta de obstáculos para alcanzar la puerta de salida.
Dicen que hay tardes que se pasea por la terraza de vistas infinitas para imaginar que hay algo más allá de su jaula de oro.

6 comentarios:

Juanjo dijo...

Recuerdo visitar ese lugar y desde luego es un lugar perfecto para recrear historias como la tuya
Besos

laindefensiónaprendida dijo...

He estado en la Finca de Regaleira hace dos meses y hacía muchísimo tiempo que una visita no me había causado tanta impresión. Al Palacio da Pena no me dió tiempo. Pero volveré seguro.

bambu222 dijo...

Juanjo,me pareció un lugar decadente y un poco triste pero bueno,dá para algunas historias.El paisaje precioso.Besos.

bambu222 dijo...

Laindefensiónaprendida,he leido algo sobre la Finca,parece un sitio ineteresante y misterioso pero no tuve tiempo de verla,queda pendiente para un próximo viaje.Abrazo.

Gemma dijo...

Yo estoy viendo la torre de oro que retratas. Es la de la foto, ¿verdad?
Más besos

bambu222 dijo...

Gemma, el sitio agobiante,el paisaje precioso pero una verdadera prisión, creo,una jaula de oro.Más besos.