domingo, 15 de febrero de 2009

Saldos

Lindner,Richard

Thank-you,1971

Óleo sobre lienzo.

Museo Thyssen-Bornemisza



" Hola,buenos días,- dijo la mujer al entrar en la tienda- ¿le quedan horas de conversación ?"....
-"¿como?",- contestó la dependienta -
-"si, necesito hablar una hora al día con mis amigos",
-"¿y eso?"....
-"bueno, ellos están tan absortos en sus problemas que empiezan a hablar y no terminan nunca; necesitaría una hora al menos para que me escuchen. A veces, intento decirles unas palabras pero es imposible, no hay espacio".
-"Veré que puedo hacer", contestó la chica."Ah.. sí, aquí nos queda un espacio libre. Puede intentarlo cuando vea que su amigo ya ha agotado su tema, pero primero tiene que escuchar lo que él quiera decir".
-"Pero esto, ¿cuanto vale?".
-"En principio, pruebe usted unos cuantos días y si le va bien ya hablaremos del precio".
-"Una hora entonces,¿no?.."
-"Si, luego veremos si se puede ampliar".
-"De acuerdo, me quedo con una hora; volveré pronto, adiós, y...gracias".

2 comentarios:

Mega dijo...

Hablando de "espacios libres", hoy, mientras estábamos en el Corte Inglés, vimos a una señorita apostada en una esquina que ostentaba el curioso nombre de "mi espacio de belleza privado" (sic).

Como siempre, muy actual tu micro de hoy. Besos, doña Bambú.

bambu222 dijo...

Mega,es posible que todo esto me saliera en un momento con la moral baja, pero creo que hoy estoy recuperada,he encontrado algún espacio libre por ahí.Besos espaciosos.